Carlos Marquez Artista Colombiano

Su carrito:
0 Item (s)
Total: $0.00
A+ R A-

DESPERTAR CADA MAÑANA CON MAS FUERZA Y CON MAS GANAS

Por Carlos Márquez

La separación era inminente…se veía venir. Llevábamos varios meses trabajando en nuestra relación e intentando reconstruir las piezas de algo que estaba roto desde tiempo atrás. Esta vez comenzamos a discutir por algo insignificante que terminó en un gran altercado.

Recuerdo perfectamente que era sábado en la tarde y estábamos arreglando nuestro apartamento. Yo limpiaba la cocina y ella aspiraba la sala. Jugábamos a una felicidad forzada, a una naturalidad ficticia. Me le acerqué para comentarle algo que el ruido de la aspiradora no le permitía entender. Ella, como un impulso, aspiró sobre mis pies tratando de hacer una broma, yo que estaba descalzo sentí un pellizco penetrante y perdí la paciencia de inmediato. Me retiré bruscamente hacía el cuarto respirando profundo sin disimular mi malgenio. 
Ella se sintió apenada y a la vez molesta por mi reacción. Trató de confrontarme pero yo insistí en evitarla. Perdimos el control. Comenzaron los gritos, las recriminaciones, los resentimientos encubiertos, las razones por las cuales no funcionaba...
Un poco más calmados, nos sentamos en el sofá de la sala para tratar de organizar el caudal de argumentos que acabábamos de derramar el uno sobre el otro. Ella me pidió que la dejara hablar sin interrupciones. Sus palabras eran difíciles de digerir, encontraba en ellas algunas verdades que me sacudían los huesos y el alma, que me obligaban a salir de la negación. Mientras ella seguía exponiendo su discurso, mi atención se dispersaba al observar sus ojos, su piel, su cara de niña. Me generaba una alegría extraña descubrir lo atractiva y bella que se veía, aún con su rostro trastornado por el llanto. Me parecía increíble lo mucho que me gustaba como mujer, a pesar de la grave situación.
Cuando terminó de hablar la tomé de las manos, expresándole así que la entendía y que aunque vendrían tiempos difíciles sabía que dejarnos era la única opción. Nos abrazamos y mantuvimos un silencio pesado y doloroso. Al separarnos la miré a los ojos y le dije: te voy a enseñar cómo se hace una canción alegre, aunque me esté quemando por dentro. Tomé la guitarra y comencé a armonizar una letra que me fluía guerrera, desafiante:

Estas ganas de vivir, y de poder descubrir
Que se puede ser feliz, siempre y en cada momento
Y escuchar al corazón, que te dicta una canción
Con repique de acordeón que te enciende el pensamiento

Despertar cada mañana, con más fuerza y con más ganas
Despertar con tu sonrisa, que me encanta y que me hechiza
Y que me vuelve a hacer feliz!

Terminé de escribir la canción, probablemente en minutos. Ella sonrío, haciendo un gesto de admiración hacia a mí. Sabía que no pretendía convencerla de nada, simplemente cantaba para sobrellevar el dolor y dejarle saber que viviría aún sin ella.
Pasaron quizás dos semanas y se fue para siempre…
Por esa época tocaban conmigo algunos músicos costeños. Aunque admiraban mis canciones algunos hacían chistes acerca de mi estilo y el color de mi voz, particularmente cuando nos pedían algún clásico de Diomedes o los hermanos Zuleta. Uno de los percusionistas en especial, un poco mayor que los demás y más bien conservador en sus gustos musicales solía gritarme en pleno escenario mientras yo cantaba: Oye cachaco no seas atrevido!
La broma, que se repetía en cada presentación en vez de molestarme me halagaba y hasta me ayudó a creer que podía ser realmente atrevido. Motivado entonces, me atreví a hacer de aquella canción recién compuesta una puya. Uno de los aires mas tradicionales del vallenato. Esta puya quedó diferente, con una temática poética y alegre, con secciones armónicas más definidas.
Ya en el estudio grabando el álbum, decidimos con el productor que la puya tenía potencial y que debíamos incluirla, para lo cual llamamos al acordeonero y así comenzar a trabajar de inmediato la maqueta. A los pocos días recibí la grabación con el arreglo inicial y me emocioné mucho al escuchar por primera vez LA PUYA DE MI AMOR. A pesar de no estar finalizada podía imaginar el resultado y sentía una gran satisfacción de haber cumplido mis objetivos: Hacer una puya y escribir una canción alegre que fuera una declaración para mantenerme siempre en pie sin importar la situación.
Grabando la voz me acordé de la broma que hacían mis músicos y me salió esta frase que quedó al comienzo de la canción:
“bueno y a parrandear con este cachaco atrevido!”

 Haz click para escuchar La puya de mi amor

 

 

Para leer otras historias de Carlos Márquez haz click acá

próximamente, lanzamiento de mi nuevo sencillo VICERVERSA

viceversacarlosmaruez

Gracias a todos mis fans que votaron, en la encuesta de cual sería el nombre del nuevo sencillo JUANITA vs VICEVERSA.

Mi nuevo video "donde estabas"

Los invito a disfrutar del nuevo video de mi cancion "DONDE ESTABAS" junto con mi gran amiga AIKO!

ENTREVISTA EN SOI TV

 Aca les dejo la entrevista de SOI TV

Visitantes en Línea

Tenemos 13 invitados conectado

Video Recomendado

 

carlosmarquezentueventoca

Inscríbete en boletín de Noticias

Escucha mis éxitos online


Warning: substr() expects parameter 2 to be long, string given in /home/carlosma/public_html/modules/mod_nmap/mod_nmap.php on line 202


Escúchame también en:

youtube dark lastfm dark myspace dark

 

Compra mi album en: